El aula de Pedagogía Terapéutica (PT), se plantea como un recurso más para atender a la diversidad del alumnado del Colegio San José, Fundación Escolapias Montal.

 

Al aula de PT vienen alumnos y alumnas con dificultades del aprendizaje de muy distinta índole. Por lo general, acuden un número determinado de sesiones a lo largo de la semana para recibir apoyo en aquellas áreas o ámbitos que lo requieran. No obstante, el maestro de PT, también trabaja dentro del aula ordinaria. De ninguna manera, se ha de entender como un espacio aislado, sino como una herramienta más para proporcionar recursos que se estimen necesarios.

 

Los procesos educativos del alumnado que aquí se atiende, se encaminan hacia una visión normalizadora con el fin de potenciar al máximo los siguientes aspectos:

  • El desarrollo global de los niños y niñas.
  • La participación en su grupo de referencia.
  • La participación en la dinámica general del centro.

 

El alumnado con dificultades específicas de aprendizaje necesita de unas estrategias de estudio adecuadas para aprender según sus necesidades y conseguir un aprendizaje autónomo, dotándole de recursos para conseguirlo, a la vez que se le enseña a optimizar el tiempo de estudio.

 

El maestro de PT es el especialista encargado de atender a los alumnos y alumnas con Necesidad Específica de Apoyo Educativo (NEAE) y Necesidades Educativas Especiales (NEE).

 

Este especialista puede trabajar cualquiera de las etapas educativas, ya sea Infantil, Primaria o Secundaria. Su Objetivo base, es compensar los déficits, carencias, lagunas… que afectan al desarrollo integral del alumno o alumna, para que pueda llegar a la consecución de los objetivos de ciclo o etapa educativa, en la medida de sus posibilidades. Para ello utiliza:

  • Programas instrumentales de apoyo (refuerzo al currículo en las áreas instrumentales de lengua y matemáticas).
  • Programas específicos de intervención (refuerzo en las áreas madurativas afectadas).

 

La intervención del maestro de PT está dirigida de manera primordial a la atención directa del alumnado y preferentemente para aquellos que presentan necesidades educativas especiales (NEE) permanentes.

 

No obstante, parte de su labor es asesorar y apoyar tanto al profesorado del centro como a las familias.